Aguerrida. Historia de una mujer que se animó | Cecilia Bertolucci

Información de la obra

 

Título: Aguerrida. Historia de una mujer que se animó

Autor: Cecilia Bertolucci

Género: Novela

Año publicación: 2019

Formatos disponibles: Papel | eBook

Precio papel: No disponible

Precio eBook: USD 4.50

 

 

Retirar en CABA Envío CABA Solicitar envío (GBA / Interior) Envío internacional

 

 

 

Podés conseguir el libro digital en las siguientes tiendas:

Barnes&Noble Google Books Apple Books Bajalibros

 

 

 

 

Esta es la historia de un secreto bien guardado durante años que pone a la protagonista frente a una decisión de la que podría arrepentirse. Rosita es una joven entusiasta y sensible que va transitando desde su Novellara natal hasta la Argentina que la recibe junto a miles de inmigrantes, un proceso de crecimiento que la hará descubrirse y descubrir junto con su destino, verdades que habían permanecido ocultas. Se desarrolla entre los años 1904 y 1931. Es un viaje a través de la guerra, la pérdida, el deseo y el pecado, traspasado por un gran amor. Su vida se cruzará con la de Francesco, un joven seminarista y con la de Guisepe, un muchacho locamente enamorado. Sus vivencias también forman parte de este relato que cuenta en definitiva una historia de superación personal.

 

 

 

 

Cecilia Bertolucci nació en Morón, provincia de Buenos Aires el 1 de mayo de 1963. Es profesora de Castellano, Literatura y Latín. Ejerció durante 25 años en colegios secundarios de los partidos de La Matanza y Moreno. Creció en una familia en la que los libros siempre estaban presentes y tenían un lugar privilegiado. En la casa de sus padres, una biblioteca de madera con puertas vidriadas abría un mundo de posibilidades; desde libros de ficción, hasta política, religión y medicinas alternativas.

«…Después de tomar lo que había ido a buscar, volvía en puntitas de pie y a tientas a su habitación al otro extremo del corredor. Se arrebujaba en su cama y se cubría hasta la nariz con la frazada. Sólo asomaba sus ojos claros y leía con mucha avidez el libro apoyado sobre un almohadón en su regazo…»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *